Compartir
Publicidad

Si te vas a casar necesitarás un vestido, algo azul, algo prestado... y este inventazo: Bridal Buddy

Si te vas a casar necesitarás un vestido, algo azul, algo prestado... y este inventazo: Bridal Buddy
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es el día más importante de tu vida y quieres que todo salga perfecto. Y, por supuesto, presumir de ese vestido con el que llevas soñando años. Pero hay momentos en que llevar un traje de novia es especialmente engorroso, sobre todo cuando tienes que visitar el aseo y necesitas la ayuda de tus mejores amigas, tu hermana, tu madre... o un cuarto de baño de dimensiones gigantescas en el que entréis todas y todo. Bridal Buddy es una solución ingeniosa que protegerá tu traje de novia y te permitirá hacerlo sin la ayuda de nadie.

Nos encantan los vestidos de novia, como os demostramos por la cantidad de artículos que le dedicamos al tema. Pero, sea como sea el modelito de tu elección, todos tienen un gran inconveniente: cuando llega la obligada cita de ir al baño son una tremenda incomodidad y todas las novias necesitan la ayuda de alguien de confianza que les sujete la cola, les ayude a subirse la falda,... ¿No sería maravilloso que alguien inventase algo para hacer más cómoda esta visita y proteger al mismo tiempo tu vestido y tu intimidad?

Heather Stenlake pensó lo mismo en el año 2002 mientras visitaba una tienda de novias y escuchaba a las clientas preguntarse cómo podrían ir al baño con semejante vestuario. Se puso a pensar en el tema y dio con una ingeniosa idea: Bridal Buddy.

Bridal Buddy 3

Bridal Buddy funciona como una pieza de ropa interior que te pones debajo del vestido, a modo de enaguas y tan alto como sea necesario para que quede bien oculto. Y cuando lo necesites, sólo tienes que envolver a modo de saco tu vestido de novia como se puede ver en este vídeo.

Aunque parezca de lo más sencillo, Bridal Buddy cuenta con todo lo necesario para que todo el proceso te resulte cómodo: un par de aberturas, que destacan por su color azul (ya de paso ayudándote a cumplir con la tradición), para que puedas introducir tus brazos y un cierre para ajustarlo todo bien a la altura del cuello. De esta manera, la bolsa queda herméticamente cerrada y tú tienes los brazos libres. La marca recomienda que practiques bien en casa antes del gran día, especialmente si el vestido de tu elección es un poco aparatoso.

Fotos: Bridal Buddy.

En Trendencias|Los 11 vestidos de novia más bonitos ever (y para todos los gustos)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos