Síguenos

h

Una se queda pegada al suelo y sin respiración con ciertas noticias. Unas por estrafalarias e imposibles y otras porque te resultan tan cercanas que piensas ¡esto me podría pasara a mí! Una de las gracias de las mega firmas low cost son sus políticas de devoluciones. Yo siempre he preferido la tienda multimarca luxury o menos luxury de la esquina donde comprar ropa no es como ir al mercado sino más bien una experiencia íntima y personal.

Y ya he encontrado una razón más por la que prefiero mis pequeñas boutiques favoritas, aunque no pueda devolver lo comprado, ni falta que hace.

Ahora pregunto ¿quién de nosotras nunca ha devuelto una prenda en una mega cadena de ropa? Porque le sienta peor frente al espejo de su casa, se la ha visto a su vecina la hortera o la luce la celebrity que te cae gorda. ¿Todas verdad? ¿Y quiénes comprueban que lo ingresado comprueba exactamente con el precio de lo comprado? Imagino que también todas pero quizás no todas si hablamos de céntimos.

En Estados Unidos presuntamente una clienta ha comprobado cómo la tienda Forever 21 le había devuelto un céntimo menos en su última prenda devuelta. Avispada y abogada ella, al parecer se puso a investigar y dio con muchos otros casos de personas a las que se les había devuelto un céntimo menos en sus devoluciones.

Ella es Carolyn Kellman y está intentando liderar una demanda contra la cadena de establecimientos de moda Forever 21 por quedarse con una pequeña parte del reintegro del importe de las prendas cuando sus clientes las devuelven. La abogada mantiene que no se trata de una situación casual sino de un fraude orquestado por Forever 21 en todas sus tiendas del país desde el año 2007, lo que ha supuesto decenas de miles de dólares de ingresos ilícitos.

Todo eso está por ver y por investigar y aquí no somos ni jueces ni parte pero lo que sí queda claro es: ¡cuidado con los céntimos en nuestras compras y devoluciones!

Via | Business Insider
Foto | Vaguely artistic

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios