Compartir
Publicidad

¿Te independizas? Trucos para aprovechar al máximo tu primer mini-apartamento

¿Te independizas? Trucos para aprovechar al máximo tu primer mini-apartamento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que más de una de las que estáis leyendo este artículo ahora mismo os acabáis de independizar o tenéis en mente hacerlo. Y seguro que no me equivoco si apuesto a que el piso o apartamento por el que habéis apostado tiene menos de 50 metros cuadrados, ¿a que sí?

Pues bien, que sepáis que -si este es vuestro caso- no estáis solas. ¡Uníos al club! En los tiempos que corren, independizarse es ya todo un logro. Y, sobre todo, en las grandes ciudades cada vez somos más las jóvenes que optamos por pequeños apartamentos urbanos para dar el salto desde el hogar familiar.

Hacerlo supone siempre algo de nervios, pero también mucha mucha ilusión. Desde ese momento, vuestro espacio vital ya no se limita a una habitación juvenil. Aunque sea en espacios reducidos, también dispondréis de un pequeño salón, una cocina y un baño propio. Y atención, porque llegado este punto no tenéis nada que envidiar a las que tienen una vivienda más grande. Vuestra pequeña casita o estudio puede cubrir a la perfección todas vuestras necesidades y quedar, a la vez, estilosa y funcional.

Pe268852

Aprender a sacar partido a través de la decoración a todos estos espacios, por pequeños que sean, no es una meta imposible. Más bien al revés, aplicando algunos sencillos trucos podréis conseguir que vuestro apartamento parezca más amplio y funcional y se convierta -a su vez- en un verdadero hogar en el que vivir y disfrutar de vuestra propia vida e independencia.

Si este es vuestro caso y os atrae el plan de convertir vuestra mini-casa en vuestro maxi-hogar, tomad buena nota de todos estos consejos que, además, están pensados para que no rasquéis demasiado el bolsillo. Lo bueno, bonito y barato, además de sencillo y funcional para el hogar, es posible tenerlo.

Apostando por una gama de colores claros

No renunciéis a quedaros con el color de las paredes que ya tuviese el apartamento al que os mudéis. Dadle una nueva mano de pintura para sanearlo y elegid siempre colores claros. Las gamas suaves –blancos o beige claritos– dan mucha más luz y fomentan la sensación de espacio y limpieza.

Pe290296

Si sois de las que os gustar crear algo de contraste, podéis apostar por pintar la mayoría del apartamento en blanco y elegir una pared de cierta importancia para pintarla en otro color algo más fuerte. Con esta técnica creareis cierta variedad visual y, además, una mayor sensación de profundidad. Eso sí, como recomendación deciros que os aseguras de que ese segundo color no sea ni excesivamente oscuro ni excesivamente llamativo como para que os acabe cansando con el tiempo.

Unificar es la clave del éxito

Por unificar, en este caso, nos referimos a crear espacios con varios usos que a la vez parezcan todo uno. Aquí es conveniente que tengáis muy en cuenta que siempre es mucho mejor tener un solo espacio más amplio, que muchos muy pequeños.

Pe315405

Que no os dé miedo ni os eche para atrás que el salón y la cocina se ubiquen en la misma área o que incluso el dormitorio pase a ser el salón durante el día. La idea es que todo en su conjunto quede visualmente bien integrado y un buen truco para esto, es el de emplear los mismos tonos y los mismos detalles y materiales en cada espacio de la casa. Les dará cierta uniformidad.

Decoración ligera, flexible y funcional

He aquí otra de las grandes claves. A través de las piezas y muebles que elijáis podréis “engañar” al ojo para que vuestro mini-apartamento parezca mucho más espacioso y amplio. Como norma general, os recomiendo que os decantéis por mobiliario en tonos claros y superficies y acabados reflectantes. Las piezas con acabado de metacrilato, cristal o de espejo –y los espejos en sí mismo– proyectan la luz.

Ph127329
Pe372092

Otra gran herramienta es elegir muebles multiusos –sofás-cama, por ejemplo–, los plegables –mesas, sillas, banquetas– y los que no son estáticos y se pueden mover –mesas con ruedas, pequeños pufs, estanterías regulables para adaptar sus huecos según vuestras necesidades, etc.–. Incluso no descartéis apostar por muebles o piezas más propias de terrazas y zonas de exterior que suelen ser siempre más ligeras y que, además ahora, con la llegada del buen tiempo encontraréis con mucha facilidad.

Ph132628

Todo este tipo de mobiliario es siempre útil y flexible para espacios pequeños. Igual que los que se elevan hacia arriba y permiten aprovechar el espacio que queda debajo de ellos. En el diseño, intentad que los muebles que elijáis sean también de líneas sencillas y depuradas. Lo menos recargadas posibles.

Ph133779

Y si las puertas de las piezas son correderas, tanto mejor. Os evitaréis así las abatibles que siempre se comen el espacio que necesitan para abrirse. Truquillos de este tipo los explican también en la web de Ikea.

Luces estudiadas

Mejor que las luces centrales, las de techo –que crean sombras y son poco personales– incorporad alguna lámpara que os permita hacer vuestra casa más acogedora. La luz nunca está de más, así que cuantos más puntos focales, mejor. Por ejemplo, las lamparas de pie que lanzan luz hacia arriba –luces indirectas– amplían considerablemente la sensación de espacio y altura en una habitación. Las luminarias que den una luz ambiente os ayudarán, por otra parte, a crear una atmósfera mucho más cálida y mágica. Jugad con este tipo de lamparas para que vuestro estudio tenga una vida de día y otra buen diferente de noche. Cuando recibáis gente, un factor como este marcará la diferencia.

Pe281950

En cuanto a la luz natural, ni que decir tiene que el objetivo siempre debe ser bloquear su tránsito lo menos posible e incluso fomentarlo. Para eso, si podéis dejar incluso alguna ventana sin cubrir mejor que mejor. En caso de que esto afecte a vuestra intimidad, os recomiendo que seleccionéis persianas o paneles que dejen pasar la luz pero que impidan la visibilidad desde el exterior. Evitad, eso sí, las cortinas estáticas, pesadas y oscuras que chupan y se quedan con bastante luminosidad.

Orden y almacenaje obligado

Y, por supuesto, en apartamentos pequeños, siempre, siempre, mantened el orden. A veces cuesta, pero hay que intentarlo y lograrlo y os aseguro que eso -en buena medida- se consigue haciendo una elección inteligente de los complementos de almacenaje de los que vayáis a disponer. Cajas, cestos, separadores, distribuidores… todo aquello que os ayude a categorizar y a ordenar debe ser bienvenido en vuestros estudios, incluso en el interior de los armarios u otros muebles que pongáis.

Pe413832
Pe414186

Echadle también imaginación y elegid aquellos que cuenten con capacidad de almacenamiento hasta el techo. Aprovechad también cada rincón, como por ejemplo, las zonas de encima de las puertas para aprovecharlas colocando baldas.

Ph120673
Pe288272

Aplicad todos estos consejillos y a disfrutar de vuestra independencia en un pequeño gran apartamento.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos