Compartir
Publicidad

Si tú cambias de ropa según la temporada… ¿por qué tu dormitorio no?

Si tú cambias de ropa según la temporada… ¿por qué tu dormitorio no?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya estamos en primavera y el verano se va acercando peligrosamente. ¡Seguro que ya os habéis dado cuenta! Hay ganas de buen tiempo, calorcito, sol y largas horas de luz… El ánimo se revitaliza, la alegría se desprende de cara rincón y apetece estar activa y hacer millones de cosas, ¿verdad? Me apuesto, de hecho, a que alguna ya ha comenzado a preparar y a desempolvar outfits para la nueva estación. Y si no, no creo que tardéis mucho más en hacerlo porque se palpa en el ambiente que los cambios de armario están ahí, ¡a la vuelta de la esquina!

La verdad es que es una de esas cosas que apetece hacer con la llegada del buen tiempo. Volver a las camisetas de tirantes, las sandalias y los mini-shorts que tan cómodos resultan. Adaptarse al clima, en definitiva. Y por eso os pregunto yo: si cada primavera y verano adaptáis vuestro armario y vuestro estilo, ¿por qué no hacer mismo con el look de vuestro dormitorio?

Pe317591

Si lo pensáis bien, es un poco aburrido que la decoración y el estilismo en general de un dormitorio permanezca estático y sin cambios sin importar la estación del año que estemos atravesando. De hecho, os diría, que puede llegar a ser tan importante que lo vayamos adaptando según la estación del año que sea, como que vosotras contéis con prendas de ropa más ligeras y livianas en verano y bufandas y guantes en invierno.

¿Por qué? Pues precisamente por lo mismo: porque no apetece nada llegar a casa en un día caluroso de agosto y encontrase una cama llena de mantas y cojines de lana pura, o hacerlo en una jornada fría y oscura de diciembre y tumbarse sobre un colchón que apenas tiene cojines y una colcha de lino. En fin, que si no adaptáis vuestro entorno y vuestra vivienda a cada momento y necesidad, ni vuestro descanso será igual, ni la satisfacción y felicidad que sentiréis en ella será la misma. Las estaciones del año modulan nuestras emociones y sensaciones y, sucede exactamente lo mismo, con los espacios que nos rodean y en los que vivimos. Adaptarlos al momento repercutirá de forma muy positiva en nuestro ánimo y en cómo nos sentimos de a gusto en un determinado espacio.

Pe366168

Por eso, chicas, animaos a tomar buena nota de algunos consejos y trucos sencillos con los que podréis ir cambiando el look de vuestra habitación según la época del año que sea… Y hacerlo (esto vaya por delante) no tiene por qué significar un desembolso de dinero muy grande. Cambiando y modificando un par de elementos y de detalles, será más que suficiente.

Dormitorios a punto para primavera y verano

El objetivo estas fechas en las que estamos es que vuestro dormitorio sea y parezca la continuación del propio escenario exterior que tenemos ahora mismo. Brilla el sol, la luz natural aguanta muchas más horas, los colores son más vivos y brillantes, el calor aprieta…. ¡Vamos a intentar que la alegría y vitalidad que se desprende de todo ello también la viváis cuando aterricéis en vuestro cuarto!

Ph121750

La clave es jugar, sobre todo, con los textiles del espacio. Cambiando o adaptando cojines, cortinas, alfombras, mantas, edredones, colchas… ¡será más que suficiente para transformar un dormitorio cálido de invierno en otro mucho más ligero y refrescante de verano!

  • Ropa de cama: sustituid el edredón de invierno por un juego ligero de sábanas y una colcha finita colocada a los pies de la cama. La unión de ambos textiles creará variedad de texturas. Apostad por combinar colores claros y suaves (blancos, beiges, grises perla…) con algún otro más vibrante o flúor (azules, amarillos, corales…). La mezcla hará que la cama respire y parezca otra.

  • Cojines: repetid la misma estrategia que con la ropa de cama, pero no es necesario que cambiéis los cojines enteros. Con sustituir las fundas será más que suficiente. Poned otras de tejidos ligeros como el lino o la gasa y preferiblemente en colores frescos y llamativos. Si alguno tiene motivos marineros, por ejemplo, os recordará esos días estupendos cerca de la playa… aunque toque seguir currando en Madrid.

Ph133817
  • Alfombras: en verano también podemos mantener alfombras en el dormitorio. De hecho, pueden ser un gran aliado a la hora de aportar más color y claridad al espacio. Eso sí, retirad las que sean de pelo largo y elegid otras menos cálidas, de pelo corto e –incluso- hasta de vinilo como las que ponen en las zonas exteriores.

  • Cortinas: si normalmente tenéis en el dormitorio cortinas tupidas y oscuras, ¡fuera con ellas cuando llega el buen tiempo! Sustituidlas por algún tejido liviano, vaporoso y blanco. Que deje pasar la luz al interior y no pese visualmente. Incluso, por qué no, si la carpintería de vuestras ventanas son estéticas podéis dejarlas al desnudo durante estas estaciones del año.

  • Otros elementos decorativos: probad a colocad en algún rincón del dormitorio un jarrón con flores frescas y coloridas. Darán olor y potenciaran el ambiente primaveral y veraniego que buscamos. Además, si colocáis –por ejemplo- un cuenco de cristal con conchas o arena de playa… ¡el efecto será aún mayo!

Ph123649

Dormitorios a punto para otoño e invierno

Pues todo lo mencionado anteriormente, pero al revés, es básicamente lo que deberéis hacer para adaptar vuestros dormitorios de verano cuando se acerque el otoño y el invierno. Ese momento será el perfecto para volver a convertir los cuartos en un verdadero refugio cálido y acogedor que os proteja del frío y los días desapacibles del exterior. El espacio al que querréis regresar cuando fuera llueva y truene y del que no querréis salir hasta que de nuevo el buen tiempo haya llegado.

  • Ropa de cama: ¡los edredones aquí son el gran aliado! Aportan ese calorcito bajo el que a todas nos encanta acurrucarnos cuando hace frío y ofrecen esa sensación acogedora y mullida esencial en otoño e invierno. Si lo vestís con fundas en colores oscuros esa sensación se potenciará aún más. Y, por supuesto, a los pies de la cama no podrá faltar nunca una buena manta de lana o un plaid. Crear texturas con tejidos de invierno es esencial en los looks de los dormitorios para estas épocas del año.
Ph129630
  • Cojines: mantened los mismos que en verano y primavera, pero cambiando la funda. Apostad ahora por colores oscuros y cálidos y tejidos invernales como la lana o el terciopelo con texturas rugosas. Cuantas más líneas de cojones coloquéis sobre la cama, más acogedora resultará ésta y más regularéis la temperatura de la misma para no pasar ni un ápice de frío cuando os metáis en ella.

  • Alfombras: de nuevo regresar a las alfombras cálidas, de pelo largo y colores más oscuros. Esas apetecen mucho más en otoño e invierno, sobre todo, a los lados de la cama. Lo esencial es que, cuando os despertéis y levantéis de la misma siempre haya una alfombra gustosa que dé los buenos días a vuestros pies. Cuanto más tupida sea esta, mayor sensación invernal estaremos aportando al look del dormitorio.

Pe294004
  • Cortinas: el elemento perfecto para evitar que el frío y la humedad se cuele por las ventanas del dormitorio. Apuesta por tejidos fuertes y gruesos que protejan al interior del exterior. Y una recomendación: aunque las caídas laterales sigan esa línea, en el centro podéis incorporar un visillo u otras cortinas más ligeras que sigan permitiendo el acceso de la luz exterior.
Ph122235
  • Otros elementos decorativos: si en primavera y verano apostábamos por flores llenas de color, en otoño e invierno encajarán de maravillas plantas que aguanten las temperaturas más frías y que luzcan un color verde oliva o botella. Los cactus, por ejemplo, son ideales para estas estaciones y están de máxima tendencia. También podéis incorporar otros elementos naturales como hojas secas, piñas o ramas… y, eso sí, ¡velas! Las velas son una herramienta perfecta para potenciar la sensación acogedora, cálida e íntima de un dormitorio de invierno.
Pe327132

Podéis seguir indagando en todo esto con los consejos que Ikea también ofrece en su site.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos