Compartir
Publicidad

¿Por qué Elie Saab aportó una nueva luz a la alfombra roja (y a la moda)?

¿Por qué Elie Saab aportó una nueva luz a la alfombra roja (y a la moda)?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La moda tiene la habilidad de poner a un país en el mapa internacional, de lograr que los ojos miren hacia donde antes no apuntaban, y de cambiar la historia a través de lo que aparentemente era una inofensiva minifalda. Los creadores tienen ante sí el reto de aportar una nueva luz a un arte que va unido a nosotros mismos desde el mismo momento que tomamos la decisión de vestir con una prenda u otra.

Las últimas décadas vividas han supuesto una revolución en la moda que ha transformado el sector por completo, y entre estos cambios han emergido creadores como Elie Saab que han aportado una nueva visión gracias a la cual se han convertido en estrellas mundiales. El proceso hasta llegar ahí es largo y complejo, distinguiendo la calidad de quien lo consigue partiendo desde cero, como el diseñador de Líbano.

Un autodidacta desde Líbano

Elie Saab Designer

París, Milán y desde hace unos años, Nueva York y Londres. Las grandes capitales de la moda son pocas y muy selectas. El pedigrí que viene asociado a ellas es muy cotizado y genera millones de euros cada año, pero de un tiempo a otra parte este centralismo se va rompiendo y diseñadores como Elie Saab van ampliando el foco a otros países y nacionalidades.

Él procede de Líbano, concretamente de Damour, y tiene en su haber ser el primer diseñador no italiano que fue aceptado en 1997 en la Camera Nazionale della Moda, el organismo que impulsa y coordina la industria de la moda italiana, Semana de la Moda de Milán incluida. Precisamente allí fue donde debutó Saab en 1998 con su primera colección ready-to-wear. A partir de entonces su carrera ha sido un ascenso imparable; éxito precedido por su fama en Oriente Medio.

De formación autodidacta desde los 9 años, cuando descubrió cómo coser y elaborar vestidos para su hermana, solo estuvo un año en París, antes de volver a su país en 1982, año en que abrió su primera tienda en Beirut a los 18 años —mientras, Líbano seguía en una guerra civil que duraría hasta 1990. Su negocio se centraba en vestidos de alta costura para novias e invitadas utilizando ricos materiales.

Elie Saab Oro

Para Saab, la diferencia está en su talento, "ha sido el factor más importante para mi negocio". El talento "es más importante que el conocimiento académico, ya que todo el mundo puede tener este último. Pero lo que marca la diferencia entre uno y otro es la identidad que tú creas para ti mismo y para esto hace falta talento".

El atelier central de Elie Saab, un negocio que en su día comenzó con 15 empleados y que ya cuenta con más de 200 en todo el mundo, sigue estando a día de hoy en Líbano, con París y Londres con talleres de apoyo, un hecho a destacar, manteniendo su núcleo en el país de origen frente a otros cantos de sirena.

Él mismo afirmaba a Vanity Fair:

Mira a Líbano. Mira su posición estratégica. Tenemos muchas religiones. Tenemos grandes libertades. Pero tenemos generaciones que solo han conocido la guerra y que ahora están dispuestas a luchar de nuevo. ¿Y para qué? Para nada. Nada. No quiero que mis hijos conozcan esto. Lo que es bueno en Beirut, lo que es bueno en Líbano en general, es la gente. Esta es la diferencia. Los libaneses sufren pero ellos quieren estar mejor. Yo creo en los libaneses. Por eso mi corazón permanece aquí.

 El diseñador del romanticismo de cuento

"La riqueza cultural de Líbano también ha sido una gran fuente de inspiración para mí. Está reflejada en mi elección de tejidos y materiales lujosos", comentaba el diseñador a L'Officiel. Dichos tejidos y lujo se han ido viendo en vestidos que han creado la imagen de la marca al margen de modas. ¿Se lleva el Punk, el minimalismo o los 60? La mujer de Elie Saab sabe que en su firma las tendencias van a otro ritmo, que el estilo es propio.

Elie Saab Vestido

El romanticismo de cuento, de las princesas atemporales, bebiendo de distintas épocas y modernizando su discurso estilístico. Así se ha hecho un hueco Elie Saab en un mercado donde muchas veces imperan modas que duran dos días y sin trasfondo. Él tiene claro sus fundamentos del diseño: "Conseguir el corte correcto del vestido para realzar la figura de la mujer lo mejor posible, la mujer debería llevar el vestido y no el vestido a ella".

Elie Saab ha logrado lo más difícil en muy poco tiempo y en un mercado con tantas opciones que escoger: que un diseño suyo se reconozca casi al instante sin la necesidad de tener un gran letrero con su nombre. Oriente Medio está en sus largos vestidos, aunque él reconoce que su estilo es más occidental, "incluso cuando diseño para mujeres orientales". No obstante, entre sus diseñadores favoritos se encuentra Valentino. Aunque él mismo aclara que "en los tiempos actuales, la moda habla el mismo idioma y mi estilo encaja en todas las mujeres de diferentes partes del mundo".

 Larga vida a la Alta Costura

Elie Saab Modelos

En 2000 Elie Saab se estrenó en la gran pasarela de la moda con mayúsculas, la Alta Costura de París, una cita para un selecto grupo de diseñadores, marcas y público, lo hizo mediante la invitación del Chambre Syndicale de la Haute Couture, el sindicato que vela por los intereses de dicho sector. El culto al trabajo más delicado, a horas y horas de elaborados diseños —hasta más de 600—, materiales únicos y propuestas donde la fiesta es la reina y el lujo su pareja.

Su llegada fue un éxito y seis años más tarde se convirtió en el primer árabe en ser miembro de dicho sindicato. Estos pasos (junto a su debut en Italia) fueron "los más importantes de mi carrera", según él mismo confesaba a L'Officiel.

Pese a la grandiosidad con la que se relaciona a la Alta Costura, esta se encuentra en un momento delicado, con varias firmas cuestionando su utilidad e incluso bajándose de dicha pasarela, una visión que está muy lejos de la visión de Elie Saab:

No estoy de acuerdo con el pesimismo actual de que la Alta Costura está apagándose. Creo que la Alta Costura siempre existirá, de una forma u otra, evolucionando y adaptándose a sí misma al cambio de estilo de vida de la mujer. Estoy a favor de una Alta Costura que sea moderna y ofrezca a la mujer de hoy un servicio flexible, que atienda todas sus necesidades. Mi clientela ha evolucionado en los últimos años, es muy diferente de la inicial, que era exclusivamente de Oriente Medio. Ahora hay más personas de Asia, Rusia y de Europa cada temporada. También hay clientes más jóvenes que muestran intereses por la costura.

La labor que el diseñador libanés está realizando en la Alta Costura actual es clave. Es su contexto ideal, donde su estilo encuentra a su público y hace crecer al mismo tiempo a la marca. Y al mismo tiempo es uno de los nombres que más está haciendo a favor de revitalizar un sector que no pasa por su mejor momento.

Olfato para el futuro

Una vez asentado el negocio, con una expansión y red de tiendas con flagships tan destacadas como la de Campos Eliseos en París (abierta en 2007) y la de Dubai (2010) —a las que se sumarían las de Hong Kong, México y Génova en 2012— quedaba el salto definitivo, el salto que aporta el beneficio de muchas marcas: la entrada en el mercado de los perfumes. En este caso se evitó el éxito fácil, y la espera mereció la pena, contando con el perfumista Francis Kurkdjian para elaborar Le Parfum. Kurkdjian es uno de los profesionales más destacados del sector. Responsable de fragancias para Gaultier, Dior, Lanvin, Burberry, Armani o Yves Saint-Laurent, entre otras grandes firmas de moda.

La esencia de Le Parfum resumía el concepto del diseñador y de la marca. En sus propias palabras: "Esta fragancia expresa una radiante feminidad e incluye la dualidad de mi mundo: la luz de Oriente Medio y la modernidad de Occidente".

Hoy Elie Saab presenta su nueva creación: Rose Couture, también con Francis Kurkdijian como responsable. Todo parte de una flor, la rosa, que tanto inspira al libanés, y entre toques de azahar, facetas frutales y vainilla intensifica esta fragancia para la cual han contado con la top model Toni Garrn como imagen. La alemana es una de las habituales en los desfiles de la marca y desde este pasado Otoño-Invierno 2015/2016 el rostro que sustituye a Anja Rubik al frente de Le Parfum, cuyos secretos podemos encontrar en el magazine The Light of Now.

Elie Saab Rose Couture

 Sí, quiero, Elie Saab

Elie Saab Novias

El mercado de las bodas está valorado en torno a los 400 mil millones de dólares solo en Estados Unidos, con un gasto medio en el vestido que dicho país en 2014 era de 1.357 dólares (1.281 en 2013) mientras que en España iba de los 525 a los 1.650 euros en 2014. Una pequeña adaptación de la Alta Costura en blanco para un día en la vida donde el presupuesto cambia frente al de la moda diaria.

Desde sus orígenes como marca Elie Saab conoce muy bien este sector del que surgió y en sus colecciones de Alta Costura son muchos los diseños que podrían vestir a una novia actual, como fue el caso de la princesa Claire de Luxemburgo o la modelo, actriz y cantante china Angelababy. Él ha ido transformando la imagen de lo que debería de ser un vestido tradicional con propuestas más arriesgadas, siempre dentro del estilo de la firma.

Elie Saab Novias Detalle

En 2006 estrenó colección propia bajo el paraguas de una de las empresas líderes en el sector de las bodas, como es Pronovias y desde entonces mantiene como una colección cápsula denominada Elie by Elie Saab.

El mismo patrón elaborado, romántico y barroco se ve en las novias de Elie Saab, en cambio, para él, "un vestido de novia es más fácil de hacer que un vestido sencillo. Crear un vestido corriente que una mujer quiera tanto como un vestido de novia es un reto".

 En el olimpo de Hollywood

Halle Berry Elie Saab Oscar

Antes de que Elie Saab llegase a Roma o a París, él ya había dado el salto internacional para empezar a elaborar vestidos para las famosas y sus eventos en 1996. Este apartado es crucial para un gran número de marcas en este momento, pero siempre hay un hito, un vestido que marca el antes y el después en la relevancia del éxito de la estrategia de la firma. Seis años después del inicio de esta aventura Halle Berry lograba su primer Oscar por 'Monster's Ball', un Oscar que también era histórico, al ser el primero que ganaba una actriz negra.

La actriz estadounidense escogió un vestido que también pasaría a la historia como uno de los mejores que se han visto en la alfombra roja de los Oscar y que llevaba la firmaba de Elie Saab. Unas atrevidas transparencias con bordado floral y una falda con larga cola con color borgoña ayudaron aún más al éxito internacional de Saab.

Taylor Swift Angelina Jolie Elizabeth Banks Elie Saab
De izq. a der.: Taylor Swift, Angelina Jolie, Elizabeth Banks

El diseñador se ha ido ganando su sitio a lo largo de los años en los looks de un selecto grupo de mujeres que han apoyado el crecimiento de la marca. Tanto en el mundo de la realeza, donde destaca la reina Rania de Jordania, quien escogió diseños suyos para el día de su coronación (uno de los cuales se vendió por 2,4 millones de dólares), como en Hollywood, con nombres como Angelina Jolie, Elizabeth Banks, Gwyneth Paltrow, Emma Watson, Cate Blanchett, Olivia Palermo, Taylor Swift, Aishwarya Rai o Sarah Jessica Parker (link al artículo de Cannes).

Una campaña tan positiva permite a Elie Saab una internacionalización sin fronteras, convirtiéndose el diseñador de muchas de las mujeres actuales.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos