Compartir
Publicidad

8 planes que mejoran inevitablemente con una Mahou Sin

8 planes que mejoran inevitablemente con una Mahou Sin
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Lo que nos gusta el lifestyle! Es momento de hacer planes, de ir de compras y de disfrutar de los amigos y la familia. Nuestro tiempo de ocio se merece un trato especial y toca disfrutarlo. Arte, espectáculos, shopping, belleza… acompañados de gastronomía. Qué mejor plan que reunirte en el bar de toda la vida del barrio o en ese de diseño que tanto te gusta, para disfrutar de los tuyos, acompañado de una caña y una tapita típica. En el centro de Madrid, la variedad es tan amplia que es difícil elegir. Por eso, en este post hemos seleccionado 8 planes acompañados de 11 bares que no te dejarán indiferente.

1. Turismo por el Madrid de los Austrias

Huevos Delucio

Nos vamos de turismo por el Madrid de los Austrias. Este barrio es uno de los más reclamados de la capital porque ofrece infinidad de opciones. La Latina es una de las zonas más céntricas y antiguas de la capital, y seguro que no la conoces como deberías. Es perfecta para pasear y descubrir los rincones del primitivo trazado medieval de la ciudad.

Después de una visita guiada por el Palacio Real, la Plaza Mayor, el Palacio de Abrantes, el Palacio de Uced y el Mercado de San Miguel, qué mejor elección que una parada para descansar y coger fuerza en la La Taberna de los Huevos de Lucio. Una taberna situada prácticamente enfrente de Casa Lucio, el famoso y castizo restaurante, célebre por sus huevos rotos y su clientela cargadita de rostros famosos. La taberna, fundada por los hijos de Lucio Blázquez, es más informal y desenfadada, con un público mucho más joven. Una elección perfecta para luego acudir al teatro La Latina y disfrutar de un día redondo.

Huevos de Lucio - Calle Cava Baja, 30

2. De terracitas en invierno

El Viajero

¿Te apetece un plan de terracita en pleno invierno? El Viajero es uno de los locales míticos de La Latina, punto de encuentro obligado del Madrid más bohemio. Ubicado en un palacete del siglo XIX, cuenta con tres plantas y está decorado con mobiliario muy colorido, que combina piezas vintage con otras modernas.

Pero su mayor reclamo es la terraza, situada en la azotea y con unas fabulosas vistas al casco viejo, perfecta para tomarte algo en invierno al aire libre. Cocina fusión, tapas, cervecitas, copas, una biblioteca, espacio de coworking y hasta sábados de brunch, siempre con wifi. ¡Más completo imposible!

El Viajero - Plaza de la Cebada, 11

3. Al Rastro con la familia: el mejor plan de domingo

Potente

Los domingos son el día para hacer planes familiares por excelencia. Si tienes niños debes perderte una mañana en El Rastro, el emblemático mercado de la capital donde encontrar los objetos más curioso que te puedas imaginar de moda, complementos y decoración, además del clásico cambio de cromos con los peques de la casa.

Otra opción es disfrutar del espacio multidisciplinar Teatro off La Latina, que alterna diferentes espectáculos: teatro infantil, flamenco, jazz, danza, talleres y conciertos. Y para los amantes del Teatro, lo mejor es ver la obra en cartel del Teatro La Latina. Después de las compras y del disfrute del tiempo de ocio, qué mejor opción que tomar el aperitivo de los domingos o un picoteo por la noche en La Potente, un referente para el cañeo latinero. Un bar más informal, sencillo, con un ambiente muy juvenil.

La Potente - Calle Cava Baja, 42

4. De compras… para los adictos a los zapatos

Elbocaito

Los días de shopping nos encantan. La calle Fuencarral es de las más comerciales de la ciudad, además de símbolo de modernidad, diseño y juventud. Allí están las tiendas más alternativas. Moda para todos los gustos y preferencias. Y para los amantes del calzado, la calle Augusto Figueroa alberga zapaterías de muestrario de importantes marcas y a un precio más económico.

Y después, ¿hay mejor plan que una comida o una cenita en un bar castizo o en uno de diseño? ¿Qué prefieres? Te damos las dos opciones. El más tradiconal es El Bocaíto, conocido por la variedad de pinchos tradicionales, bautizados como “bocaítos”, perfectos para picotear en la barra, acompañado de una cerveza fresquita y ya directamente comer. Su bocaíto estrella es el “Luisito” en honor al fundador: calamar con alioli, gamba y salsa picante. Decoración castiza con un toque andaluz, ideal para disfrutar de la compañía de los tuyos.

Bocaíto - Calle Libertad, 16.

5. Nos vamos de compras…para los más sofisticados

El Mercado De La Reina

¿Prefieres unas compras de firmas de lujo? En Gran Vía y la calle Fuencarral encontrarás las boutiques de firmas de alta gama. Y como no, después de una tarde de compras sofisticadas, toca también elegir un local de diseño y cosmopolita. Muy recomendable es el El Mercado de la Reina, parada obligada en la zona. Este moderno local, obra del arquitecto Antonio Juara, está dividido en diferentes zonas: una barra de tapeo, un salón para comidas y cenas más formales.

El Mercado de la Reina - Calle Gran Vía, 12

6. El Broadway de Madrid

Circo

Los espectáculos son uno de los alicientes más llamativos y uno de los planes más divertidos y completos. Los hay de mayor magnitud, como son los musicales de la Gran Vía, siempre dispuestos a hacernos soñar, o las opciones más pequeñas de Malasaña como las obras del Teatro Lara, el Victoria o al curioso Microteatro Por Dinero, un espacio bohemio con funciones cortas representadas ante un público reducido. Planes culturales para ir acompañados de amigos o pareja, que pueden terminar en Circo, un bar entre Malasaña y Gran Vía, una situación privilegiada para disfrutar de nuestro tiempo de ocio. Cuando pasas por su puerta llama la atención su decoración moderna, con un toque mediterráneo que te traslada por un momento a la paradisíaca Ibiza. Y si encima lo acompañas de una Mahou Sin, tapas, platos mediterráneos y ambiente divertido, no querrás otro lugar.

Circo - Calle Corredera Baja de San Pablo, 21

7. Mimarse siempre es una buena opción: planes de relax

Maho3

Si te apetece disfrutar de un día relajante con tu pareja o amigos, lo mejor es optar por actividades de relax, acompañado de unos mimos. Te proponemos una ruta por los mejores spas y centros de masajes de la zona. Después puedes llenar el estómago en Madrid Madriz, una taberna castiza de cocina tradicional y casera, cuya especialidad son los huevos rotos, el rabo de toro y los bocatas. Encontrarás menús para grupos de raciones acompañados de cañas a precios económicos, un acierto para quedar con los amigos. Si prefieres comer sentado en su salón, lo harás acompañado de su decoración rústica.

Madrid Madriz - Calle Fuencarral, 85

8. Excursión por El Retiro

Ladolors

Si lo que te gustan son los planes al aire libre, visitar El Retiro es la mejor opción, y además es un plan que puedes compartir con niños. Paseando o en bicicleta, el parque tiene diferentes rutas y bonitos rincones para captar, si encima te gusta la fotografía. No te puedes perder la zona del lago llena de puestos, música en vivo, títeres y un paseo en barca en el estanque principal, así como una visita al Palacio de Cristal.

Y para rematar después de una cansada excursión, cerca queda La Dolores, otra taberna clásica donde las haya. Coloridas tazas, jarras y botellas de cerveza cuelgan tras la barra de madera y mármol de este bar que sirve cerveza de grifo y pinchos. No te puedes ir sin probar sus canapés y las raciones de salmón. Situado en un lugar privilegiado, cerca del Paseo del Prado y del Hotel Palace, es una zona perfecta para pasear y observar la belleza de Madrid. Y muy cerquita está un espacio fascinante: el jardín del ángel es uno de esos rincones secretos de Madrid que merece la pena descubrir.

La Dolores - Calle Lope de Vega, 41

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos