Sigue a

sdf

Si me preguntas así a bocajarro, sin mucho pensar ¿te gusta la moda yeti? y la segunda cuestión ¿la recomendarías en una mujer petite? La respuesta sin duda es no. Los abrigos yeti (y las botas) son aparatosos, voluminosos y pueden hacer que un cuerpo “petite” digamos una Salma Hayek o unas hermanas Olsen, se pierdan entre tanto pelo. Pues Ashley Olsen me despediría al instante.

dfg

Así ha lucido en su última aparición pública en el aeropuerto de París luciendo dos tendencias a la vez. La moda yeti, que viene ya de atrás y el blanco y negro del invierno.

Ella al menos sabe que si arriba luces tanto volumen, abajo deben ser prendas ajustadas al cuerpo, en su caso unos pantalones pitillo. Como no podría creerme que lo que luzca en los pies sean unas valencianas de esparto sin medias ni calcetines lo voy a dejar estar.

¿Vosotros le recomendaríais que se lo deje o se lo quite?

Fotos |Gtres

En Trendencias | Actrices y modelos compiten por ser la más guapa en la Vanity Fair Oscars Party (I)

En Trendencias | Vanity Fair Oscars Party (II): vestidos para matar, vestidos para morir

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios