Síguenos

Marilyn Monroe

La imagen de Marilyn Monroe suele ir asociada a los grandes días de gloria de Hollywood en aquellos años 50 donde triunfa de forma masiva. Por desgracia, el recuerdo de una de las rubias más míticas del cine también el ocaso triste de su final. En una exposición del Centro Cultural Bancaja de Valencia recogen la cara menos alegre de una diva deseada aún más de 50 años de su muerte.

Hasta el próximo 6 de julio la exposición ‘Tentación-Es Marilyn‘ recuerda a la Marilyn Monroe de los años 1954 a 1960. 34 fotografías tomadas por la agencia Magnum con fotógrafos de la talla de Bruce Davidson, Elliot Erwitt, Bob Henriques, Ige Morath, Philippe Halsman, Eric Hasrtmann y Eve Arnold. 31 fotografías en blanco y negro y tres en color en los que Marilyn Monroe se muestra más cercana sin necesidad de aparentar la felicidad que sí transmitía ante los grandes focos promocionales. No obstante, era su época dorada, la cual no fue perfecta.

Recordamos en diez grandes fotografías los distintos cambios por los que pasó Marilyn Monroe de 1954 a 1960.

El fugaz Joe DiMaggio

DiMaggio Marilyn Monroe

Antes de que ‘The Seven Year Itch’ (‘La tentación vive arriba’) se estrenara en 1955, Marilyn Monroe ya se había consagrado por películas como ‘Gentlemen Prefer Blondes’ (‘Los caballeros las prefieren rubias’) en 1953. 1954 es un año de transición para ella disfrutando del éxito de otros títulos como ‘River of no return’ (‘Río sin retorno’) pero también el de un fugaz matrimonio, su segundo, con el jugador de béisbol Joe DiMaggio que no veía con buenos ojos el icono sensual en que se estaba convirtiendo Marilyn Monroe, menos aún su escena con el vestido volando en la mencionada ‘La tentación vive arriba’. Con divorcio inminente 274 después de la boda.

Arengando a las tropas

ejército Marilyn Monroe

Esta imagen es una perfecta definición visual en lo que se había convertido Marilyn Monroe. En 1954, concretamente el 1 de junio, la actriz fue elegida para arengar a las tropas estadounidenses desplazadas en Corea. Un año antes había acabado la Guerra entre ambos países.

La diva rubia ya había llegado al estatus de icono, incluso de la propia cultura estadounidense.

Las buenas compañías

Capote Marilyn Monroe

Esta foto me fascina. A la izquierda Marilyn Monroe con una pose pícara y autosuficiente como si tuviese todo el mundo bajo su control. A la derecha, sosteniéndole de la muñeca malamente y con una mano a la cintura, un Truman Capote de aspecto inseguro, transmitiendo la sensación contraria. Ambos grandes personajes de la cultura fueron grandes amigos.

La falda de Marilyn

Falda Marilyn Monroe

En el imaginario colectivo se encuentra este mítico fotograma en cual la falda de Marilyn Monroe vuela al paso del metro mientras Tom Ewell es testigo de excepción. Poco más se puede añadir a toda la literatura que ha sido publicada por un aparente levantamiento de falda.

Arthur Miller, aquellos atormentados años

Miller Marilyn Monroe

‘Después de la caída’ es considerada una obra en la cual Arthur Miller, el tercer marido de Marilyn Monroe, con quien estuvo casado de 1956 a 1961, se reflejan aquellos difíciles años en los que la estrella de cine va apagándose con eternas discusiones hasta que ella finalmente se suicida.

‘El Principe y la Corista’

Principe Marilyn Monroe

La carrera cinematográfica de Marilyn Monroe es muy extensa, algo que no se tradujo en premios o nominaciones a estos, salvo en puntuales ocasiones. ‘El Principe y la Corista‘ es una de ellas, en número de premios personales fue su mejor película con un BAFTA a mejor actriz extranjera, un Premio David de Donatello y un Premio Crystal Star en la misma categoría, película en la que compartió protagonismo con Laurence Olivier, también como director.

La deuda con Billy Wilder

Wilder Marilyn Monroe

Pese a que Marilyn Monroe escogiese a Arthur Miller como principal guionista en su vida como marido durante unos años, a Billy Wilder le debe aún más en lo profesional puesto que es con quien firma gran parte de sus éxitos con películas míticas como ‘Con faldas y a lo loco‘ en la que comparte cartel con dos grandes como son Tony Curtis y Jack Lemomon en una película divertidísima.

La seducción de una pierna

Pierna Marilyn Monroe

Hay piernas famosas, como recientemente la de Angelina Jolie sobre la alfombra roja de los Oscar, y luego están las piernas que no necesitaban más que un simple batín para enloquecer al público. Es muy difícil imitar a Marilyn Monroe.

La sonrisa de un triste final

sonrisa Marilyn Monroe

En 1960 Marilyn Monroe posaba así de sexy meses antes de su triste final poniendo fin a una vida de gran éxito que sin quererlo revolucionó en gran parte la esfera social con su imagen y actitud. El fin (aún sin aclarar) de una diva que recordaremos siempre.

Vía | El Mundo
Fotos | GTres
En Trendencias | 50 años sin Marilyn Monroe: su estética marcó un estilo de vida
En Trendencias | 50 años de la muerte de Marilyn Monroe y su estilo perdura ¿quieres conseguirlo?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios