Compartir
Publicidad

J.K. Rowling hace magia (de la que importa) para hacer feliz a una niña

J.K. Rowling hace magia (de la que importa) para hacer feliz a una niña
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En medio del horror también hay un lugar para la magia, para tener héroes y para querer leer sus aventuras.

Bana al-Abed es una niña de siete años que intenta olvidar a diario la pesadilla en la que vive en Aleppo refugiándose en la lectura, su hobby favorito. A diario, utiliza su cuenta de Twitter para retratar lo que vive en su día a día, pero hace poco Bana tuiteó para otra cosa más increíble: contarle a J.K. Rowling lo mucho que deseaba leer los libros de Harry Potter. Y lo difícil que era conseguirlos en su ciudad en medio de un conflicto brutal.

Y puede que J.K. Rowling haya echado mano de la magia para hacérselos llegar.

Todo empezó cuando con la ayuda de su madre Fatemah Bana tuiteó hace unos días este mensaje:

Captura De Pantalla 2016 11 24 A Las 14 47 45

"Hola, J.K. Rowling, he visto la película de Harry Potter, a Bana le gustaría leer el libro". Un mensaje al que la famosa autora respondió con otro: "Espero que leas el libro, porque creo que te gustaría. Te mando mucho, mucho amor. Besos".

Pero dos días después Bana recibió más que una respuesta, recibió un lote de e-books de Harry Potter y las indicaciones para descargar la aplicación Kindle de Amazon en el móvil de su madre y así poder disfrutar de su lectura. No tardó nada en hacerse una foto dando gracias a la autora y en subirla a internet.

Y la autora tampoco tardó en contestar, mandándole todo su amor y pidiéndole que tuviera cuidado.

Una historia preciosa, que demuestra que la magia puede presentarse de formas muy diferentes, incluso las circunstancias más terribles.

Foto| Twitter

En Trendencias|No hace falta ser mago para hacer este sueño realidad: J.K.Rowling confirma tres libros más de Harry Potter

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos