Compartir
Publicidad
Publicidad
El CV perfecto existe... y podría ser el tuyo
General

El CV perfecto existe... y podría ser el tuyo

Publicidad
Publicidad

Seguimos haciendo los currículums como hace diez años. Poca broma. Buscamos una plantilla guarrindonga de Word, la completamos con lo que alguien pensó que sería interesante y listo, a imprimir. Diez copias, no, mejor veinte. Veinte folios en el mejor de los casos porque de los currículums de cinco páginas mejor ni hablamos. Bueno, sí. Hablemos. Dos cosas sobre esto: nunca y no.

No tenemos la receta perfecta para el CV ganador ni te aseguramos el éxito inmediato pero sí disponemos de unos ingredientes casi infalibles. En tus manos está mejorar y aumentar tus posibilidades de petarlo muy fuerte. Abre tu antiguo currículum, susúrrale que ha sido un placer conocerle y toma nota de estos diez consejos:

1. Cuéntalo todo en lo que dura un viaje en ascensor.

El tamaño importa pero justo al contrario de lo que pensamos: largo mal. Ya sabes que lo bueno si es breve, dos veces bueno pero también deberías saber que lo malo si es breve es tres veces mejor. En confianza, no les cuentes tu vida. Muy interesante debe ser tu GRAN HISTORIA para que un desconocido desganado sentado en una oficina sin ventanas y moqueta quiera leerse tu manual autobiográfico. Y no solo el tuyo, dieciocho currículums más por minuto.

Captura De Pantalla 2016 01 21 A Las 10 05 01

2. Deja claro que no eres uno más.

Háblales. Las empresas quieren personas. Los que leen los 203 currículums al día también son personas. Así que no te pongas intensito. La gente quiere encontrarse con “gente normal”, puede parecer muy tonto pero la normalidad es requisito indispensable. Transforma el concepto de “soltarles tu rollo” en “cuéntales cosas sobre ti”. Olvídate de las plantillas porque son como si todos apareciésemos con un esquijama gris lleno de bolitas en fila india. Que todo el currículum hable de ti, más allá de las palabras. ¿Tienes personalidad? ¡Muéstrala!

Captura De Pantalla 2016 01 21 A Las 10 04 41

3. La curiosidad mató al gato y el aburrimiento al de recursos humanos.

Casi todo vale. Adapta tu CV a tus aficiones o intereses. Adáptalo a ti. Aprovéchate de este país de cotillas. Haz un currículum que apetezca leer. Utiliza todos los recursos disponibles ya sea para propiciar un "sigue leyendo" (iconos, gráficos, dibujos, líneas, flechas...) como para impulsar un "saber más" (añade links a tus trabajos, redes sociales o sitios web).Unas pinceladas de anécdotas o curiosidades serán la azúcar necesaria para dejar al receptor con buen sabor de boca.

4. Prioriza bien y ordena mejor la información.

¿Eres humano? Piénsalo, te doy dos segundos. ¿Ya? ¿Sí? ¿Lo eres? ¿Y por qué hablas como un robot desfasado? ¿Por qué intentas ser algo y alguien que no eres? Deja de meter barriga y asume tu realidad. Recuerda: todo suma. ¿Que todos tus trabajos anteriores no han tenido nada que ver con lo que quieres? ¿Y cuál es el problema? ¿Nos hacemos una bola en un rincón de la habitación? Rescata tus trabajos más tontos acentuando lo que más aprendiste, con lo que te quedas e incluso cómo lo aplicarías a tu “futuro trabajo”. Eso sí, selecciona lo mejor de lo peor, tampoco te pases. Y de la actualidad hacia atrás.

5. Muéstrate activo, sin prisa pero sin pausa.

Muchas veces lo importante no sólo es lo que está sobre la mesa sino lo que está cocinándose. Esto es como entrar en una panadería, oler rico e inmediatamente darte cuenta de que el pan que deseas es ese que aún no está listo. Digamos que tu work in progress puede llegar a ser más interesante que todo aquello que hiciste hace siete años y que desde luego, ya no te define tanto. No esperes a terminar algo para gritarlo a los cuatro vientos. Mientras tanto… que se entere todo el mundo.

Captura De Pantalla 2016 01 21 A Las 10 07 25

6. Aún no lo sabes pero me quieres.

Cambia el chip: Piensa en ti trabajando con esa empresa. No sirve con soltar todo el rollazo y a ver si cuela; si aries, acuario y piscis se abrazan y por casualidades de la vida te llaman para una entrevista. No, da tú el paso antes. Que se note que no quieres matar moscas a cañonazos y que lo haces delicadamente agitando un pañuelo de seda. Que se note que tú empezaste con el casting antes. ¿Por qué esa empresa te necesita? ¿Qué puedes aportar tú allí? ¿Qué hacen que no te han contratado ya? Busca en lo más profundo de tu alma… o pregúntale a tu madre.

7. Olvídate de lo que crees que ellos buscan. Eso ya lo han pensado otros. Búscate a ti y cuéntaselo.

Captura De Pantalla 2016 01 21 A Las 10 22 16

8. Sal del fotomatón y sonríe.

En un mundo ideal no haría falta incluir tu foto o incluso la fecha de nacimiento (en algunos países no se hace) pero si hay que poner imagen, por favor, no confundir “foto tamaño carnet” con “foto de carnet”. Sonríe. Desde la profesionalidad, claro. Si pones mala cara ya en la foto, ¿cómo serán tus lunes a las 9:00? Tampoco te recortes de una foto grupal en un botellón ni elijas una foto de tus mejores años, allá por el 2007.

9. Distribuye con cariño.

Ya lo tienes casi todo: Háblales con confianza y seguridad, cuéntales lo más interesante y despierta su curiosidad con lo más anecdótico (eso que te hace diferente, no esos momentos de vergüenza ajena y propia) pero, ¿y a quién? No importa que no sepas exactamente quién recibirá tu currículum pero lo que sí te puedo asegurar es que será un humano. Así que tres cosas: No mandes el mismo mensaje a todos sin , saluda correctamente pero sin rozar el besamanos (evita lo de mi “más admirado/a señor/a supremo/a”) y por supuesto (y por favor) escribe bien el nombre de la empresa.

10. Sí se puede, ¿o no?

En definitiva, sé tú mismo. Ser profesionales no quiere decir dos hojas de Word a letra 12 de Times New Roman y evitar que se asome cualquier color dentro de esas hojas en blanco y negro. No hace falta que seas un creativo publicitario, un director de fotografía o un gurú del marketing para atraverse y darle un meneo a su currículum. El vendedor de aspiradoras, la geógrafa, el peluquero y la abogada también tenéis que subiros al carro. Bueno, pero si quieres ser uno más con esquijama gris, adelante. Olvídate de esto y reconcíliate con tu plantilla favorita de doble línea azul. Y aquí no ha pasado nada.

Captura De Pantalla 2016 01 21 A Las 11 55 44

Ya le llamaremos.

Imágenes: Currículums en Pinterest, Loft Resumes, Behance

En Trendencias | La vuelta al trabajo con estilo (y sin complicaciones) es posible gracias a estos trucos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos