Sigue a

rihanna3001.jpg

Hay dos maneras de interpretar la palabra extravagante: en positivo y en negativo. Se puede entender la extravaganica como una excentricidad absurda o como una maniobra de salirse de lo común, pero acertando.

En cuestión de zapatos, lo mismo que cuando se trata de ropa, la línea es bastante fina entre ambas y todo depende del punto de vista de la persona que juzgue y los ojos con los que mire.

Aunque en cuánto a calzado, la frontera la marca la viabilidad, es decir, de nada sirve un zapato espectacular si tiene 20 centímetros de tacón y no vas a poder caminar, o al contrario, si no tiene. Y sí, esto va por Victoria Beckham, que en la entrega pasada que nos ofrecía Chloe, resultaba la más inviable de todas. Cómo no. Eso de la comodidad no va para nada con ella.

camilla_belle200.jpg

Rihanna nos ofrecía hace escasos días una bonita estampa estilística gracias al vestido que escogía para los American Music Awards, pero no todo el mérito era de éste, sus zapatos en color marfil y con incrustaciones de acero detrás, le daban un toque de gracia, sin pasarse de la raya.

Lo mismo le pasó a Camille Belle, que en la premiere de Twilight en Los Ángeles, los zapatos de Miu Miu que eligió para complementar su ya de por sí espléndido vestido, le pusieron la guinda final. Y es son una maravilla de zapatos, perfectos para adornar cualquier look monocolor sin más.

olga_kurylenko200.jpg

Algo así en la onda de Olga Kurylenko, que le da un toque extremado pero con gusto (a pesar del tamaño de las cuadrados) con su sandalias de Pierre Hardy a un look de lo más sencillo: unos jeans y un cardigan.

agyness_deyn200.jpg

De Agyness Deyn siempre hay algo (malo) que decir, pero esta vez, no me disgustan los descomunales zapatos rojos que llevó a la quinta edición de los premios CFDA/Vogue. Le dan un punto burlesco al tuxedo, y si hay alguien que las puede llevar con “naturalidad”, ésa es ella (o Dita Von Teese).

mary_kate_olsen200.jpg

Mary-Kate Olsen suele pasarse bastante con el calzado, a mi sus sandalias extralarge de Balenciaga siempre me han gustado, pero estas otras en forma de botín que lució en la presentación de Influence en L.A, con cremallera y firmadas por Proenza Schouler, son sencillamente feas.

Fotos | people

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios