Síguenos

Alvarno entrevista moda

Estamos en un momento donde muchas empresas se caracterizan por no hablar. Por evadir las preguntas, silencio absoluto. Como si de cada palabra suya pudiese surgir un conflicto o un secreto que les van a copiar. Luego te encuentras con Alvarno y te alegras. Más concretamente con Arnaud Maillard y con Álvaro Castejón, la pareja de diseñadores que se encuentran tras dicha firma. Te alegras porque hablan. Y para más sorpresa: hablan sin reparo a mostrar su opinión de personas reales más que de máquinas o de seres neutros que sonríen para quedar bien con todos. No tienen nada que esconder y en esta entrevista se nota.

El taller de la firma en Serrano fue el sitio elegido para conversar con los responsables de Alvarno, dos personas cuyas trayectorias en el mundo de la moda van unidas a nombres como el de Karl Lagerfeld, con quien ambos han trabajado como asistentes personales y mano derecha, Alexander McQueen, Óscar de la Renta y H&M, entre otros tantos. La idea era conocer otro enfoque más empresarial que suele quedar en un segundo nivel respecto al concepto de cada marca, al tipo de mujer al que va dirigida o a las influencias de los diseñadores, entre otras variables, pero que al final sin negocio no hay tales conceptos en los que recrearse.

Además, mi compañera María SJB entrevistó hace unos meses a Alvarno en Embelezzia, donde nos hablaron de todos esos detalles de moda. En este momento comenzamos con números y con la visión personal de ambos diseñadores. Hoy publicamos la primera parte de una entrevista que mañana tendrá su continuación, quizá allí nos cuenten algo más de la aventura de París.

Estamos en el momento más complicado de estos últimos años para empezar un proyecto personal, más aún una marca de moda.

Arnaud: Si tienes que esperar el final de la crisis nunca empiezas. Estás esperando diez años. Mucha gente nos decía qué locura pero era nuestro momento para empezar el proyecto. Si aguantas durante estos años, luego tienes que aguantar de una forma más fácil.

Álvaro: Sí, tienes que crecer luego.

Arnaud: Ya, pero si aguantas durante la crisis vas a crecer.

Ál: Ya, pero hay que aguantar ese día a día…

Alvarno desfile

¿Vuestra marca es rentable?

Ál: A nosotros nos resulta rentable porque seguimos aquí. Solo eso ya es un triunfo. El poder continuar. El equipo es mínimo, reducido. De momento todavía tenemos mucha carga de muchas cosas que en teoría no deberíamos de hacer. Ene una empresa con más estructura obviamente no tocas todas esas cosas. Aquí es lo que hay y es lo que lleva tocando durante tres años pero precisamente por eso, porque los momentos son muy difíciles.

Ar: Nosotros queremos controlar las cosas por el tema de imagen. Si tú empiezas una empresa y contratas a 15 ó 20 personas cada uno hace sus cosas por libre. Nosotros desde el principio controlamos la colección, también las habitaciones, el sitio, la música, la luz, verificamos cada silla, el backstage, cada invitación, los sobres, si hay faltas de ortografía…

Estos detalles que quizá para algunas personas son detalles que no tienen importancia pero para nosotros sí. El hecho de poner el nombre en cada silla de la gente importante, hacer un sitting, en España no existe esta cultura. Mucha gente nos dice que no hacen tal cosa, la gente llega y se va sentando donde haya sitio. Nosotros no. No queremos sentar a esta persona al lado de otra. Porque hay competencia o rivalidad. Son detalles que hacen que cada día trabajes mucho más para cuidar esto.

Además está todo el tiempo dedicado a la colección, con los acabados, los bordados y todos los detalles estamos con el taller, que ha empezado con nosotros y sigue para el prêt-à-porter, el tema de las novias, con el tema de Caramelo y ahora con el proyecto de París… Son muchas cosas pero al principio es así, es mejor crecer poco a poco con una base sólida.

Queremos montar un equipo, elegir a las personas. Hemos tenido dos o tres chicas desde el principio y se han ido después de un año con un trabajo y un sueldo bastante bueno. Ellas estaban muy felices porque han aprendido un montón aquí. La gente que se queda un año en una empresa de nivel y vienen aquí cinco meses están agotadas pero todas siguen en contacto con nosotros. Nos han dicho: si un día podéis nos gustaría volver a trabajar con vosotras. Todas.

Ál: Son gente que la coges que empieza en la escuela y se la ve que tiene ganas, esto en un futuro nos encantaría poder recompensarlo. Ahora las grandes empresas fuertes y potentes que pueden absorber a esta gente se las quedan. De momento nosotros generamos nuevas personas que van pasando por el equipo formándose y ayudándonos.

¿Ahora mismo Alvarno está generando ganancias o pérdidas como una empresa en una fase inicial con un plan de inversión calculado en los primeros años?

Ál: Alvarno no comunica cifras, tampoco las controlamos del todo. Sabemos que podemos continuar y podemos seguir.

No es buscar el dato concreto sino conocer si Alvarno, al contrario que muchas firmas que están en números rojos e incluso en concursos de acreedores, está en positivo o en negativo.

Ál: Si es así estamos en positivo.

Ar: En este sentido estamos en positivo. Pagamos a toda la gente. A algunos proveedores les pagamos en el acto.

Ál: Muchos de ellos te lo exigen. En tejidos es así. Si no pagas no te lo envían. Porque justamente muchos están con los problemas que has comentado.

Ar: Además no tenemos apoyo de ninguna persona. No tenemos subvención de nadie.

Alvarno desfile

¿En este caso los inversores tras Alvarno sois vosotros?

Ál: Empezamos con un crédito que se está pagando. En ese sentido, sí te digo que estamos vivos, que podemos continuar pero también hay que hacer frente para responder a esos pagos y podemos hacerlo. Trabajamos mucho para ello. Es un momento positivo. No te digo que haya ganancias desbordantes pero tiramos adelante. Esto ya es un triunfo.

Ahora mismo, ¿cuánta gente está trabajando en la plantilla de Alvarno?

Ar: Nosotros dos, gente de prácticas, el taller, que es un taller independiente, gente de prensa que nos apoya. Hay más gente fuera que viene durante el momento del desfile para apoyarnos en estos momentos más complicados y de intensidad de trabajo.

¿Cuántas horas dedicáis al día a Alvarno? Al ser vuestra empresa y ser un proyecto creativo me imagino que estaréis encima de ello en todo momento.

Ar: ¡Los siete días!

Ál: Todas las horas de la semana y del fin de semana.

¿Cómo es un día de trabajo vuestro?

Ar: Por ejemplo, hoy comenzamos a las 8 contestando a todos los emails de los bordados de India, estamos hablando con la gente de París por el proyecto que ha salido pero que todavía no es oficial aunque saldrá dentro de un mes, ya que tenemos la dirección artística de una casa muy famosa en París, a nivel internacional lo van a comunicar en la Semana de la Moda de París, en marzo, entonces estábamos en contacto con ellos.

Luego con Caramelo, luego hemos empezado una cita con la gente que se encarga de los cinturones del desfile, después tuvimos una cita con estilistas de dos personas famosas de televisión y para los Goya, más tarde citas con la gente del taller, luego compromisos de comunicación, ahora estamos contigo y luego tenemos una prueba con una clienta.

Esto es un día… ¡muy intenso! Hay días que estamos toda la mañana en el taller con pruebas, visitas a buscar el sitio para el desfile, a elegir la música, la invitación…

¿Cuánto tiempo os lleva el diseño de una nueva colección?

Ar: No podría calcularlo. Nos gustaría dedicarle más tiempo.

Ál: Más tiempo e intensidad. Todos los huecos que encontramos en la rutina diaria, que no es rutina tampoco porque cada día es diferente, los dedicamos a la colección, todos los días trabajamos en algo para la colección.

Ar: La colección de aquí, la de Caramelo, son unos días determinados, y la de París.

Ál: Aparte de los días de prueba, taller…

¿Cómo empieza el proceso de diseño de la colección?

Ál: Básicamente todo empieza con la selección de tejidos y los colores. Vas creando un poco el ambiente. A partir de ahí te lanzas a ir proponiendo unos volúmenes y siluetas que van a definir la colección.

¿En qué os basáis para la siguiente temporada? ¿Estáis viendo lo que lanzan otros diseñadores afines a vosotros o vais por libre manteniendo vuestro estilo?

Ál: Sí estamos al corriente de lo que se hace fuera. Ahora quién no lo está con Internet o las redes sociales donde sale a la hora. Nosotros nos guiamos por nuestro feeling, por nuestras ganas de hacer moda.

Ar: Si ves las chaquetas de metacrilato [de la pasada Primavera-Verano 2013] no son prendas fáciles para vender pero al final hemos dicho que si tenemos que hacer un desfile, que dura 9 minutos, si tienes que hacer solo pantalón, camisa y chaqueta para vender la prensa se aburre. Además van a Nueva York, a Londres, a Milán y a Paris, mientras que la semana de la moda de España tienen que ponerla siempre cuando hay Londres y Milán porque es más complicado pero para ellos aquí tiene más sentido. Yo no lo entiendo, porque no van a conseguir prensa internacional haciendo las cosas así. Pero bueno, funciona así y ellos parecen muy contentos. A nosotros nos parece que no tiene sentido.

Por eso nosotros desfilamos en OFF, para enseñar un edificio, porque en Madrid hay muchos edificios emblemáticos. Es una pena porque mucha gente habla después de nuestro desfile diciendo: “estábamos en París”. Tú quieres decir: “no, estamos en Madrid, no es París”. Por eso la gente está muy contenta de ver algo distinto. De ahí que las chaquetas de metacrilato sabíamos que no se iban a vender, quizá alguien iba a venir a pedir algo, pero hay que hacer cosas con las que soñar, tienes que contar una historia, un momento y la gente te agradece mucho esto.

La prensa acaba asombrada según nos dicen. Te gusta o no te gusta nuestra moda pero de ver esto en este ambiente con esta presentación a la gente les encanta. Hay moda, es moda. Además, en nuestro último desfile había más de 120 periodistas, todos de nivel, redactoras jefes de grandes medios. Esto a nosotros nos transmite mucha fuerza. Cada vez vienen y vienen más. Cada vez hay más peticiones para venir. Solo esto ya transmite mucho, te da mucha fuerza. Seguimos para esta gente.

Y la gente que no quiere venir, que no quiere hablar sobre nuestro desfile no pasa nada. Es así. Hay gente que no va a venir a nuestro desfile por el hecho de que desfilamos fuera de IFEMA y ellos van solo allí. ¿Qué vas a hacer? No vas a poner un cuchillo en el cuello para decirles “tú tienes que venir a mi desfile”. Seguimos OFF porque tenemos la libertad de decir y hacer las cosas como queremos. Eso no tiene precio.

Alvarno desfile

Con este tipo de prendas también vais creando la imagen de la marca sin necesidad de campañas y otro tipo de promociones. En solo tres años el estilo de Alvarno ya se va reconociendo.

Ál: Sí, hay gente que lo dice. Es muy complicado llegar a esto. Porque crear un estilo lo ha creado Armani, Ralph Lauren, Prada, Yves Saint Laurent… No es nada fácil, en tres años no se crea. Para nosotros es un orgullo oír: “esto es muy Alvarno”. ¿Qué quiere decir? Que cada uno interpreta a su manera la visión que nosotros proyectamos.

Da la casualidad que en la moda española hay pocos nombres que han logrado tal calificativo. Salvo en el terreno negativo al achacar que lleva haciendo eso desde hace años sin mejora alguna. También es una forma de construir Alvarno a largo plazo.

Ál: Claro, es algo que sale de ti, no hay secretos, no hay una estrategia. Nosotros ponemos toda nuestra pasión en esto y al final se acaba notando. Hay gente que lo percibe más y otras que menos. Como decía Arnaud: no puedes gustar a todo el mundo. Sí que es verdad que como sale de nosotros el gen va a estar ahí. Te digo que no es estrategia porque no puedes decir ah, pues ahora sacamos esto y mañana lo otro. Va surgiendo. A lo mejor son elementos que luego sí tienen un hilo conductor.

Sobre las colaboraciones, ¿cómo van surgiendo?

Ar: Al principio hemos colaborado con Pura López para los zapatos. En esta próxima colección colaboramos con Manolo Blahnik. Desde hace un año mandamos información al equipo de marketing de la firma aquí en España. Ellos nos seguían desde un principio porque habían visto una marca que les gustaba. Nos dijeron que ya sabéis que Manolo, desde la dirección de Londres, no quiere colaborar con los desfiles de IFEMA, pero el vuestro es distinto. En julio Manolo Blahnik ha dicho: “OK, yo quiero colaborar con estos dos chicos”. De tener los típicos zapatos con el tacón altísimo, el salón… para nosotros es un orgullo. El hecho de tener el OK de Manolo y el de su equipo es alucinante.

El tema de Caramelo surgió porque nos llamaron. Nos dijeron que queremos hacer algo con vosotros, hemos hablado muchísimo, hemos colaborado con todo el tema del patrocinio en septiembre. Aparte de eso querían una colección de imagen cápsula.

Lo de París igual. Nuestros dos últimos desfiles fueron claves. Hay gente aquí que observa y luego pasa esto. Los de París nos llamaron en mayo, luego fuimos en agosto, cuatro días antes del desfile, después de este hubo muchas citas en España. Todos ellos han venido desde París a Madrid y nos han dicho: “queremos hacer algo con vosotros”. Hemos dicho que sí. ¡No puedes decir que no a una propuesta de París! Por eso estamos cada semana en Galicia, Madrid y París.

Ál: Otra de las cosas importantes es lo que tú dices, que en tres años haya gente que te fiche, por supuesto que todo el mundo sabe lo que hacemos todos, ahora mismo si quieres te enteras, pero que se fije en ti con una marca nueva, pese a llevar una trayectoria importante en París donde trabajamos para alguien, es un orgullo que nos llamen de sitios y empresas importantes.

Caramelo es una empresa que quiere dar un vuelvo a su moda, se había quedado un poco dormida y nos han llamado a nosotros para que les demos un pequeño empujón en cuanto a imagen y a una colección cápsula. Es algo importante. Son gente que tienen capacidad para hacer las cosas, tienen estructuras, cifras, negocio y tiendas. Está bien que esa gente empiece a apoyar la moda que se hace en el país.

Me imagino que a la hora de afrontar la colaboración con Caramelo el enfoque cambia porque es un mercado masivo, no es el mercado vuestro selectivo donde el cliente os busca. Vais vosotros a la tienda a buscar al cliente.

Ál: Sí, incluso a nivel de precios. Si sabes hacer lo que hacemos en este momento, yo creo que puedes cambiar el chip y hacer una línea más suave.

Ar: Más suave pero más moda. Además lo hemos hecho en París, con la primera colaboración de Karl Lagerfeld para H&M, nosotros hemos trabajado durante siete mes con el equipo de H&M para esta primera unión entre el mass market y el lujo. Antes con Diesel y otros ejemplos. Esta manera de trabajar la queríamos hacer igual en España. La gente nos miraba raro.

Me gustaría hacerlo con Inditex para Zara, pienso que un día va a llegar. Inditex elegirá unos diseñadores españoles. Creo que podría hacerlo en España para ver cómo funciona y después a nivel europeo o internacional.

Ar: Estas marcas están tomando la iniciativa de seguir el patrón de este tipo de colaboraciones. Además, con nuestra llegada a Caramelo ellos mismos se han dado cuenta de que es importante subir la calidad de los tejidos y de los acabados de las prendas. En este sentido nosotros también estamos aportando a su colección propia el que tengan un estándar de calidad más alto para que ellos se diferencien también de la competencia.

Ál: Ha sido una sorpresa porque el domingo y el lunes pasado fuimos a Galicia y de ver la nueva temporada de Caramelo para el invierno a la anterior la calidad, acabados y cortes han subido muchísimo el nivel. Se han propuesto hacer algo distinto.

Este tipo de colecciones en forma de colaboración también se hacen para aprovechar un poco el tirón que tiene Alvarno, enfocar los ojos en Caramelo que es una gran empresa que ha tenido un pasado muy potente y que quiere volver a relucir.

Ar: No hacemos una colección Alvarno low cost en Caramelo. No. Va a ser Caramelo. Prendas fáciles pero con estos acabados, tejidos y estos toques de moda. Pero no vas a ver una prenda Alvarno en dicha colección.

Sitio oficial | Alvarno
En Trendencias | Los zapatos de Manolo Blahnik se subirán a la pasarela española por primera vez gracias a Alvarno
En Trendencias | Alvarno Primavera-Verano 2013: plásticos, decibelios y lentejuelas… el futuro ya está aquí

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario