Síguenos

1

Al pensar en un desfile de moda, la imagen que le vendría a la mente a la mayoría de la gente sería la de un lujoso salón, probablemente situado en el centro de una de las grandes ciudades epicentro de la moda, en el que la exquisita decoración sirve de marco para que unas personas sentadas de una forma más o menos original en función de las posibilidades del espacio, atiendan al paseo de las modelos.

Pero este modelo no es siempre real. A veces las marcas tiran de creatividad y de billetera ilimitada y optan por salir de esos salones para crear, como el lema del circo, el mayor espectáculo del mundo. Y a veces lo consiguen.

Veamos unos cuantos ejemplos:

1. Fendi

3

Seguro que convertir la Gran Muralla China consiguió convertir a este desfile de Fendi en el de la “pasarela más larga del mundo”. Y es que si algo adora Karl Lagerfeld son los “marcos incomparables” para celebrar sus desfiles (más adelante veremos algunos de Chanel).

La colección de Otoño Invierno de 2007 de la marca italiana supuso un desembolso de más de 10 millones de dólares y contó con 88 modelos, pero que abrió y cerró la top model china Du Juan y más de 500 invitados VIP.


2. Pierre Cardin

5

China parece ser el lugar del mundo escogido para grandes eventos en los últimos años, y no es ninguna casualidad ya que la crisis no está afectando al continente asiático como al resto del mundo. Y en 2008 fueron Pierre Cardin el que decidió presentar su colección inspirada en los viajes de Marco Polo en el desierto de Dunhuang. El desfile, absolutamente espectacular, y que contó con más de 200 trajes se cerró con una novia subida en un camello.

El vídeo se puede disfrutar pinchando aquí.

3. Chanel

2

Partiendo de la base de que todos los desfiles “normales” de Chanel se realizan en el Grand Palais de París con unos montajes tan espectaculares que van desde traer un iceberg de Suecia, hasta un carrusel de feria, pasando por un león gigante hasta pinos de 6 metros de altura resulta difícil pensar que estas puestas en escena pueden ser superadas.

Y Chanel lo hace de otro modo, trasladando su mundo y sus icónica marca por variadas puntas del planeta para presentar las colecciones crucero y prefall: el Hotel Excelsior en el Lido venenciano, los jardines de Vesalles, Londres, el Hotel Raleigh en South Beach de Miami, Saint-Tropez, Shanghai, un castillo en Escocia,… una lista casi interminable que demuestra que el lujo nunca es barato y mucho menos asequible y se demuestra con señales de fuerza como estas.

4. Moncler Grenoble

Esta marca que toma su nombre del Monasterio de Clermonten, situado en Grenoble, está especializada en ropa deportiva y para la presentación de una nueva línea en la temporada Otoño/Invierno de 2010 eligieron hacerlo de noche en el Chelsea Pier 59, una especie de campo de golf vertical situado en el río Hudson, a la vez que repartían chocolate caliente entre los sufridos invitados ya que en febrero las noches en Nueva York son bastante frescas.

5. Dior

Pocas colecciones han tenido un nombre más bonito que la presentada por Dior en la Alta Costura del Otoño/Invierno de 1998/99, a la que Galliano tituló “A Voyage on the Diorient Express, or the Story of the Princess Pocahontas”. Y además la define a la perfección.

Presentada en la Gare de Austerlitz, mezcla el western americano, el siglo XVI, los primeros años del siglo XX, y se inicia con una imponente Eugenia Silva con un tocado digno de Toro Sentado encaramada a una locomotora, acompañada por dos guerreros.

Una de las cosas más curiosas de este desfile es que para el atrezzo se utilizaron baúles y maletas cedidos por Louis Vuitton, y es que no es demasiado común que marcas que compiten tan claramente cedan artículos a otra para sus desfiles.

El estilo teatral de Galliano que tanto ha calado hoy en día fue con este desfile duramente criticado por periodistas de moda tan importantes como Suzy Menkes.

En los dos siguientes podéis disfrutar del desfile completo. Realmente merece la pena.


6. Balenciaga

Cuando la dirección del Hotel Crillon anunció que cerraban sus puertas para realizar obras de reforma los aficionados a Balenciaga se hicieron la pregunta del millón: ¿Dónde harán su próximo desfile? Ya que las puertas de los salones de ese hotel eran ya un clásico para esa marca.

El cambio fue absoluto. El desfile del Otoño/Invierno de 2012 se celebró en la “Tour de Cristal” de París, un rascacielos de 1990 cuya fachada se inspiró en Dalí (pulsando aquí está toda la información sobre el edificio), y cuyas ventanas ofrecían el marco ideal de futurismo que la colección vendía.

7. Kenzo

Humberto Leon y Carol Lim querían que la presentación de su colección para Kenzo del Otoño/Invierno de 2012 se realizase en un lugar espectacular de París en el que nunca antes se hubiese celebrado un desfile. Un gran reto.

Y el lugar elegido fue el Atrium de la Universidad Pierre et Marie Curie, un proyecto realizado por Peripheriques Architectes(aquí podéis ampliar información y ver más fotos del lugar) en el que los colores brillantes y las escaleras mecánicas que abarcan tres pisos tienen casi tanta importancia como la ropa.

8. YSL

Francia es absolutamente consciente del poder de su industria textil. Sabe cómo vender imagen de país. ¿Y qué mejor escaparate mundial para uno de sus mayores genios, como Yves Saint Laurent, que la final del Mundial de fútbol que se celebró allí en 1998 para mostrarle al mundo el trabajo de uno de sus mayores representantes?

Justo antes del inicio del partido, un Francia-Brasil nada menos, se repasaron los 40 años de carrera de Yves Saint Laurent sobre el terreno de juego, en el que participaron grandes top models, entre ellas la que ni se imaginaba que llegaría a ser primera dama francesa, Carla Bruni, que tuvo el honor de ponerse uno de los vestidos inspirados en Georges Braque.

9. Alexander McQueen

McQueen decidió presentar su colección “Supercalifragilistic“ en la Conciergerie, un edificio que fue palacio de los siglos X al XIV y que después se convirtió en cárcel, y un lugar en el que durante la etapa del Terror de la Revolución Francesa significaba una muerte segura, como le ocurrió a María Antonieta que pasó allí sus últimos días.

Era el lugar perfecto para mostrar una colección oscura, en la que se mezclan lobos, uniformes escolares, lencería, pantalones a la cadera y cuero como si de una fantasía de Tim Burton se tratase.

Una colección que si viésemos hoy, más de diez años después de ser presentada, seguiría impresionándonos de igual forma.

10. Montesinos

Cerramos la lista con un desfile celebrado en España, el de Montesinos en la Plaza de las Ventas de Madrid en 1985 al que llamó “Made in Spain” y en el que reunió a 15.000 personas. En el habitual estilo del valenciano se sirvió de inspiraciones tan dispares como Picasso, Camarón o Sorolla.

Fotos | Gtresonline, Facebook Pierre Cardin
En Trendencias | Los espectaculares escenarios de los desfiles de moda
En Trendencias | ¿Qué pasa cuando hay desfiles? Que las voguettes salen a la calle…

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios