Sigue a

cris

Escribir un post sobre Balenciaga impone mucho. Cristóbal Balenciaga es el mejor diseñador que ha tenido España y sin duda uno de los mejores del mundo. Hablar sobre él es un acto de recogimiento y de asombro, siempre se descubren detalles nuevos sobre su vida y trabajo. Hoy se cumplen 40 años de su muerte y es un buen momento para recordar la figura de Balenciaga. El maestro de Guetaria sigue más vivo que nunca gracias al museo que lleva su nombre y a la casa Balenciaga, que sigue en el top ten de las grandes marcas de moda.

balenciaga2

Pequeño resumen biográfico para una gran vida

“Una mujer no tiene necesidad de ser perfecta ni bella para llevar mis vestidos, el vestido lo hará por ellas”.

Cristóbal Balenciaga Eizaguirre nació en Guetaria (Guipúzcoa) el 21 de enero de 1895. Su familia era muy humilde, su padre pescador y su madre costurera. El pequeño Balenciaga siempre mostró predilección por la moda. La Marquesa de Casa Torre, que veraneaba en Guetaria, se sintió maravillada por las ganas del joven Balenciaga en ser modisto y lo introduzco en las maravillas de la alta costura. En 1907 se traslada a San Sebastián e inicia el aprendizaje como sastre en grandes casas de costura de la época, como Casa Gómez y New England.

En el año 1911 comienza a trabajar en los Grandes Almacenes Au Louvre de San Sebastián y en poco ya es jefe del taller de señoras. En 1914 se traslada a Burdeos para trabajar en una reconocida casa de modas. En 1917 crea su propia casa denominada C. Balenciaga en el número 2 de la calle Vergara de San Sebastián. 1918 se asocia con las hermanas Lizaso, comerciantes vascas, y componen los tres la sociedad Balenciaga y Compañía. En el año 1924 se disuelve la Balenciaga y Compañía y se establece él solo en el número 2 de la avenida de la Libertad. La reina María Cristina y la infanta Isabel Alfons se hacen clientes de Balenciaga, al igual que parte de la corte y la aristocracia de la época. En 1927 funda Eisa Costura, en el número 10 de la calle Oquendo de San Sebastián, con taller también de alta costura.

balenciaga3

En 1931 en la Segunda República mucha de la clientela de Balenciaga se ve obligada a exiliarse debido a las dificultades del momento. La actividad de Balenciaga se ve mermada por ese hecho. En 1932 abre un nuevo establecimiento llamado B. E. Costura. En 1933 cierra Eisa Costura y B. E. Costura y funda EISA B. E. Costura. Abre una nueva sucursal el Madrid, en la calle Caballero de Gracia, 42 y en 1935 otra en Barcelona en el número 10 de la calle Santa Teresa.

balenciaga 5 René Gruau – Balenciaga, 1952

En 1936 con la Guerra civil española Cristóbal Balenciaga se traslada a París. Las tres casas que tiene en España cesan su actividad temporalmente. En 1937 crea BALENCIAGA junto a Nicolás Bizcarrondo y Wladzio d´Attainville. Presenta su primera colección de Alta Costura que tiene un gran éxito. En 1938 su casa de San Sebastian se llamará Eisa Costura, al termino de la Guerra Civil las casas de Madrid y Barcelona también llevarán el mismo nombre. En 1939 Balenciaga presenta una colección con sus famosos vestidos “infanta”. En 1945 participa en el «Théâtre de la Mode», una exposición itinerante de muñecas vestidas de alta costura por los grandes diseñadores franceses.

En el año 1947 nace el primer perfume de Balenciaga llamado Le Dix y se presenta la colección denominada tonneau o barrol, una etapa donde experimenta con el volumen. En 1957 vuelve a las lineas más fluidas.

balenciaga1 Suzy Parker en “Balenciaga por el Sena”, 1953.

En 1958 el modisto presenta el vestido baby doll y los vestidos de cola de pavo real, más largos por detrás que por delante. Abraham crea para el modisto el tejido gazar. El Gobierno francés le otorga el título de Chevalier de la Légion d’honneura. La prensa le denomina “el Maestro” y el “Rey de la alta costura”.

Balenciaga6 Pierre Mourgue – Balenciaga, 1946

En 1960 Balenciaga diseña el traje de novia de Fabiola de Mora, futura reina de Bélgica. En 1963 Balenciaga presenta un estilo sport e introduce las primeras botas de alta costura realizadas por Mancini. En 1968 diseña los uniformes de las azafatas de Air France. Es también el año que presenta su última colección y anuncia su retiro, así como el cierre de todas sus casas de París, Madrid, Barcelona y San Sebastián. Balenciaga deja la alta costura después de 50 años.
En el año 1972 reaparece para diseñar el vestido de novia de Carmen Martínez-Bordiú, nieta de Franco. El modisto fallece en Jávea (Alicante), el 24 de marzo de 1972.

La técnica Balenciaga

Un modisto debe ser un arquitecto para los planos, escultor para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida.

Para escribir esta parte del artículo he leído con detenimiento y gran satisfacción el blog de la hija de una de las personas que compartió con Balenciaga grandes momentos y mucho trabajo. Se trata de Juan Mari Emilas, fue modisto al igual que su padre Juan Emilas, en la Casa Eisa de Madrid. Amigos y empleados del gran Balenciaga.

j.milas Familia de modistos

El abuelo de la autora del blog fue Maestro de la sección de Sastrería, junto con Felisa Irigoyen, Maestra de la sección de Fantasía, colaboradores de Balenciaga en España, desde 1926 hasta 1964. Hay un documental del año 2007 del director Oskar Tejedor “Balenciaga. Permanecer en lo Efímero”, en el que participó Juan Mari Emilas.

Juan Mari Emilas, aprendió el oficio de la mano de su padre en la casa de modas de Balenciaga. Allí empezó como aprendiz y fue escalando posiciones trabajando muy duro. No era nada fácil llegar a ser maestro o premiers. En los talleres era el lugar donde se llevaba acabo la misteriosa “Técnica Balenciaga”. Mariu Emilas nos cuenta en su blog el secreto de la “Técnica Balenciga”:

En la Casa de Madrid había cinco talleres o secciones: uno de Sastrería, dos talleres de Fantasía, uno de Sombrerería y el de Guarnicionería.
En el taller de Sastrería había 4 maestros: Pepita García, Maritxu Esnal, Faustina Sabido y Juan Emilas. Los maestros, primeros o premiers, como se les llamaba en París eran la máxima autoridad en el taller.

La Casa de Madrid estaba en la Gran Vía. Ocupaba dos plantas. La primera estaba conformada por dos pisos contiguos de aproximadamente unos 400 metros cada uno.Y en un sala amplia, estaba el taller donde convivían los cuatro maestros. Cada uno tenía a su cargo dos cortadores y un equipo de modistas: seis o siete oficialas. Cada oficiala tenía un primer ayuda, segunda ayuda y aprendiz.

Balenciaga9 Dovima de Balenciaga por Richard Avedon

Mi padre comenzó su formación con 17 años como aprendiz, con el oficial Mario Alonso, con quien estuvo aproximadamente un año. Posteriormente pasó a ser aprendiz de la oficiala Alejandra del Dedo.
En esta primera fase, el aprendizaje consistía en: Pasar hilos, hilvanar y hacer hombreras para después pasar a: plancha, secado de entretelas, deslustre de telas y sobrehilado.
Una vez superada la fase de aprendiz que podía durar un par de años, se pasaba a ser segunda ayuda. En esta etapa se aprendía a hacer mangas, hacer ojales, tapas de bolsillos carteras y preparar forros. Se practicaba todo ésto en retales.
Como primera ayuda, ya se empezaba a montar las prendas, hacer ojales en las prendas, pegar cuellos y mangas y hacer bolsillos.
De modo que una vez que se era oficial, ya se sabía hacer una prenda de principio a fin.

Cuando un cortador faltaba porque se jubilaba, dejaba el trabajo, etc..; el oficial ú oficiala que llevaba más tiempo, pasaba a ser cortador/a. Esto significa que muchos oficiales nunca llegaban a ser cortadores. Mi padre pasó a esta categoría cuando ya llevaba seis años de formación. Con 23 años.
Los cortadores eran los encargados de pasar los patrones de papel – así llegaban de París- a las toiles. Estas se las probaban los maestros a las clientas y una vez probadas, los cortadores “afinaban el patrón”, cortaban la tela y se la entregaban con las indicaciones correspondientes a la oficiala encargada de confeccionar la prenda, para que la fuese haciendo.

balenciaga10 Dovima de Balenciaga por Richard Avedon

Tras esta primera prueba, el maestro, que es ahora quien afina la prenda, se la entrega a la oficiala para que la siga preparando “adelantada”, para la segunda prueba . Así hasta la tercera prueba o “terminada”. En ocasiones, también son los cortadores quienes afinan la prenda durante este proceso.
Normalmente para la confección de una prenda eran suficientes tres pruebas. Había salvedades en función la complejidad del cuerpo de la clienta, por ejemplo.
Pero para estos casos existían los maniquíes expresamente realizados para ellas.

Las pruebas de las prendas solo las realizaban los maestros, si bien, muchas oficialas sabían probar porque habían aprendido a base de fijarse en los maestros.
Mi padre empezó el aprendizaje de las pruebas, ayudando a su padre en el Salón.
Salir al salón era un privilegio que pocos tenían. Solo lo hacían los maestros y la persona que les ayudaban en las pruebas.

balen

El salón era el espacio reservado para las pruebas. Mi padre hacía pasar a la clienta, le ayudaba a desvestirse, le colocaba la prenda y posteriormente mi abuelo aparecía para probar. De esta forma fue como Juan Emilas III aprendió los secretos de las pruebas y conoció a multitud de clientas, que posteriormente muchas, pasaron a ser suyas.

Estos secretos que forman parte de la llamada Técnica Balenciaga siempre fueron celosamente guardados, sobre todo por los maestros de la casa de París, que nunca estuvieron dispuestos a compartirlos. El caso es que una prenda de Balenciaga, no solo se denomina así porque es única, irrepetible y está hecha a medida de la clienta con un patrón específico; sino porque está confeccionada con una técnica determinada. Todo el proceso es complejo y exige de gran conocimiento para conseguir el resultado óptimo. Y una de las cuestiones primordiales son las pruebas. Es una parte del proceso que muy pocos dominan verdaderamente y que en gran medida determinará el sello Balenciaga.

Balenciaga, discípulos, amigos y admiradores

Balenciaga era una persona muy discreta, tímida, seria, reservada y muy exigente. Se dejaba ver poco por los talleres pero era un trabajador arduo y meticuloso. Tuvo como discípulos a Courrèges, Ungaro y Oscar de la Renta. Hubert de Givenchy también fue uno de sus discípulos, bastante tardío, y amigo.Entre sus clientas famosas se encuentran: Marlene Dietrich, Greta Garbo, Ava Gardner, Jackie Kennedy, Audrey Hepburn etc

Balenciaga me dijo: Sabes, Hubert, el éxito no es sinónimo de prestigio. El éxito es efímero, y el prestigio permanece.

Diana Vreeland comenta que:

“la inspiración de Balenciaga provenía de las plazas de toros, de los bailarines de flamenco, de los holgados blusones que llevan los pescadores, del frescor de los claustros”

Coco Chanel admiraba profundamente a Balenciaga:

“Fue el verdadero costurero, capaz de conocer los tejidos, cortarlos, coserlos con sus manos. Los demás sólo son diseñadores”

balenciaga7

El museo

El museo de Balenciaga abrió sus puertas en Junio 2011 en Guetaria, ciudad natal de diseñador. Una apertura complicada ya que era un proyecto lleno de conflictos políticos y monetarios. SuEl Museo Balenciaga se ubica en un edificio nuevo anexo al Palacio Aldamar. La obra es del equipo AV62arquitectos. La colección del museo consta de unas 1200 piezas. Hay cursos, talleres y diferentes exposiciones entorno a Balenciaga y la moda. El museo cuenta con un taller de recuperación y restauración de piezas. Como anécdota contar que la gran periodista Suzy Menkes acudió a la inauguración del museo.

Disponen de la beca Nardin para la consevación y restauración de trajes de Balenciaga. Disponen de una fundación, llamada Fundación Cristóbal Balenciaga Museoa. En el museo se realizan conciertos, conferencias y encuentros didácticos sobre la figura de Balenciaga.

67 balen Cristóbal Balenciaga, 1967-Balenciaga 2008

Balenciaga hoy

A día de hoy Balenciaga es Nicolas Ghesquière. La casa Balenciaga pertenece al Grupo Gucci. Ghesquière ha sabido transmitir en sus diseños la esencia de Balenciaga gracias a los volúmenes y la arquitectura de sus prendas. Ghesquière hasta hace bien poco no tenía acceso a los archivos ni bocetos de Balenciaga pero aún así ha sabido adaptar el legado de maestro a todas sus prendas. Los perfumes y los bolsos tienen un gran éxito entre el publico. Muchas famosas son admiradoras de la marca, Jennifer Connelly, Nicole Kidman, Gwyneth Paltrow etc. Ahora mismo la tendencia peplum se debe al diseñador. Así que esperamos una larga y fructífera vida al tándem Nicolas Ghesquière-Balenciaga.

En Trendencias | Balenciaga Otoño-Invierno 2012/2013: un futuro ochentero
En Trendencias |
5 maneras de convertir un look low cost en alta costura. A sus pies maestro Balenciaga

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios