Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Momentos cruciales en la vida en los que tu cuerpo cambia... Y cuidarlo es esencial

Momentos cruciales en la vida en los que tu cuerpo cambia... Y cuidarlo es esencial
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

A lo largo de la vida tu cuerpo experimenta muchos cambios marcados por las circunstancias, los hábitos (como abandonar el sedentarismo) y la edad en la que te encuentres: el embarazo, la recuperación post-parto o la menopausia serán solo algunos momentos por los que, probablemente, al ser mujer, tu cuerpo tendrá que pasar, pero no serán los únicos. En Cuidado NIVEA, analizamos estas etapas y te damos algunos consejos para cuidarte y sentirte bien en cada una de ellas.

Subir o bajar de peso

Tanto si cambiamos de dieta para perder o ganar kilos, como si nos acabamos de apuntar al gym o empezamos a notar los resultados de ir andando al trabajo todos los días, las variaciones de peso se notan y pueden pasar factura a nuestra piel, afectando a su aspecto y elasticidad especialmente en zonas como el pecho, las caderas, el vientre o los brazos.

Cuerpocambia2

Lo primero que hay que evitar, sobre todo por salud, son los cambios bruscos de peso, pero incluso cuando son progresivos, la hidratación, por dentro y por fuera, es fundamental para prevenir las estrías, así como actividades específicas para tonificar, como el yoga o el pilates, nos ayudarán a evitar la flacidez.

Para hidratarnos por dentro, nada como beber agua y seguir una alimentación saludable rica en frutas y verduras. Para la piel, si además de crema hidratante nos aplicamos una loción con efecto reafirmante, crema remodeladora o un cuidado anti-celulítico como los de la gama NIVEA Q10 de cuidado corporal, conseguiremos cumplir dos objetivos en uno: tener una piel bonita y a la vez elástica y firme.

Enhorabuena, ¡vas a ser mamá!

Si te quedas embarazada, notarás cómo tu cuerpo se va transformando y adaptándose a las necesidades del bebé y al momento del parto. Prácticamente desde el principio, el pecho aumenta de tamaño, el abdomen va creciendo poco a poco y mes a mes, la cintura desaparece y las caderas se redondean. A partir de la semana 20, la retención de líquidos puede hacer que tus tobillos y brazos se hinchen de manera pasajera o quizás ya hasta el final del embarazo.

Sermama

Debido al estiramiento de la piel en algunas zonas como el abdomen, puedes sufrir severos picores y enrojecimiento. Antes de llegar a ese momento es importante que utilices cosméticos que, además de hidratar, funcionen como preventivos ante la posible aparición de las estrías, como el aceite seco NIVEA Q10 Plus Anti-Estrías que ofrece una fórmula enriquecida con coenzima Q10, Aceite de Macadamia y Aceite de Aguacate que proporciona una piel firme y sin imperfecciones. Para hacerlo todavía más efectivo combínalo con NIVEA Creme, para hidratar generosamente la piel del abdomen de forma regular.

Si buscas aliviar la hinchazón que provoca la retención de líquidos, otra de las molestias más comunes del embarazo, coloca las piernas en alto (unos 15 cm por encima de tu cuerpo) al descansar, retira la sal de tus comidas, bebe mucha agua y abusa de los alimentos que te dan energía como las frutas y verduras, el pan, los cereales, la pasta y el arroz.

Postparto o la vuelta a la normalidad

En cuanto das a luz tu cuerpo empieza a tratar de volver a su estado físico anterior al embarazo, pero no será algo que consigas en cuestión de días. No te dejes llevar por las supuestas recuperaciones milagrosas de las que presumen las celebrities ya que lo lógico es que tardes unos meses en volver a la normalidad.

Tienes que tener en cuenta que aunque el útero recupere su tamaño habitual y tu abdomen se deshinche, esta parte del cuerpo, por lo general, quedará flácida, aunque puedes mejorarla gracias a una buena alimentación, practicando una actividad deportiva moderada de manera habitual e hidratando bien la zona como hemos comentado en el apartado anterior. Ante todo no te desanimes, ármate de paciencia, cuídate y sobre todo, mímate y disfruta de tu bebé, que es lo más importante.

Tips para cuidarte en la madurez

Madurez

Entre los 45 y los 50 años, entras en otra etapa en la que como mujer debes estar preparada para los cambios que van a volver a ocurrir en tu cuerpo. Durante la menopausia, debido a la falta de estrógenos, el colágeno disminuye y tu piel está más frágil, también es común subir de peso por la falta de esta hormona. Aunque cada cuerpo y cada mujer es diferente, no debe extrañarte volver a experimentar cambios de volumen debido a los desarreglos hormonales.

Como en los anteriores casos, una alimentación sana y el buen hábito de practicar deporte son claves para sentirte bien y mantener un peso equilibrado. Así la piel estará más fuerte y responderá mejor a la hidratación. También nos pueden ayudar productos reafirmantes como el Body Milk reafirmante Q10 de Nivea enriquecido con Coenzima Q10 de la propia piel y Aceite de Nuez de Macadamia, de fácil absorción reafirmante e intensamente nutritiva.

Pero lo realmente imprescindible para superar esta, y en realidad, todas las etapas de tu vida, es tu actitud. Si la afrontas con un estado de ánimo positivo, sabiendo valorar la parte buena que te aporta y disfrutando de las nuevas experiencias, conseguirás estar a gusto con tu cuerpo, te aceptarás a ti misma y, lo más importante, serás feliz.

¿Estás pasando por algún momento crucial ahora? ¿Cómo te cuidas?

En Cuidado NIVEA


Fotos | Glena Martins | Alexandra G. | iStock.com/~User6199310 | iStock.com/Szepy

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos